Partiendo del reconocimiento de la violencia de género como problema estructural, pasando de ser un fenómeno exclusivamente perteneciente al ámbito privado para convertirse en un asunto social cuya erradicación concierne a toda la sociedad en general, la puesta en marcha de proyectos específicos, como este, que atiendan las necesidades de estas mujeres y sus hijos e hijas, desde un punto de vista feminista e inclusivo, resulta necesario y fundamental.

PROYECTO DE GESTIÓN Y FUNCIONAMIENTO DEL CENTRO DE ATENCIÓN INTEGRAL PARA MUJERES Y SUS HIJAS/OS VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO EN GUADALAJARA.

 

¿En qué consiste el proyecto?

Ofrecer un servicio especializado de acogimiento temporal a mujeres mayores de edad y sus hijos e hijas menores, víctimas de la violencia machista ejercida por parte de sus parejas o ex parejas.

¿A quién se dirige?

La población destinataria de este proyecto son mujeres y sus hijas e hijos víctimas de violencia de género en el contexto de las relaciones de pareja, que se encuentran en una situación de vulnerabilidad o riesgo y que requieran de un alojamiento seguro y una intervención integral especializada.

¿Qué hacemos?

Se realiza intervención en dos fases:

1ª FASE: URGENCIA: La acogida de urgencia se produce por lo general tras el abandono de la mujer del domicilio familiar, ante un suceso precipitante como una agresión física o en la fase de acumulación de tensión que desencadenaría un nuevo episodio de violencia.
En el caso de las mujeres que permanecen en plaza de urgencia para la realización de la correspondiente valoración / diagnóstico, se lleva a cabo una intervención breve, entre 15 días y un mes, donde se proporciona protección, intervención en crisis, y atención especializada para el diagnóstico y valoración de la situación y la posterior propuesta de derivación o salida.
2ª FASE: ACOGIDA: Diseño y ejecución de Programa de intervención integral ajustado y consensuado con la mujer, y en su caso también con sus hijos/as, que permita la recuperación psicosocial y un nivel óptimo de autonomía en su vida personal y social

¿Cómo lo hacemos?

La intervención se realiza desde recurso residencia mediante una metodología de carácter integral y multidisciplinar, abordando la intervención desde diferentes ejes de actuación (social, psicológica y educativa) con el fin de lograr la eficacia en la implementación del Programa de Intervención Integral y, por tanto, en la consecución de los resultados esperados en los procesos de integración.

Datos de impacto en 2018

  • El 90% de las mujeres acogidas en plazas de Urgencia han salido de forma programada, continuando el proceso de recuperación en recursos de larga estancia o con otros apoyos familiares y/o ambulatorios que se han valorado adecuados. Ninguna de las mujeres sale del Centro para regresar con el agresor, si bien es cierto que, en coordinaciones posteriores con profesionales encargadas del seguimiento, se nos informa de que una de las mujeres ha retomado la relación con su pareja.
  • El 86% de las mujeres acogidas en plazas de larga estancia han mejorado sus niveles de autonomía, han adquirido habilidades sociolaborales, han aumentado el conocimiento y utilización de recursos de apoyo externos e internos, han mejorado sintomatología derivada de la situación de violencia sufrida, mejorando su relación con hijo/as y familia de origen.

PROTOCOLO DE DERIVACIÓN:

La derivación al Centro Integral se realiza exclusivamente desde los recursos de la Red del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha.

Existen dos vías de acceso:

  • Centros de la Mujer: en horario de lunes a viernes de 9 a 14h
  • Línea de Atención Permanente a la Mujer: 900 100 114 (durante el tiempo que no cubren los Centros de la Mujer)

Se deriva mediante valoración previa e informe correspondiente.

Subvencionado por: